100_4065
100_4073
100_4077
100_4078
100_4079
100_4080
100_4081
100_4082
100_4083
100_4084
100_4085
100_4086
100_4087
100_4088
100_4089
100_4090

Prensa

Imprimir

- Alternativa Nikkei, Abril de 2010

 

Telas

Imprimir

sd

¿Qué es Furoshiki?

Imprimir

Furoshiki es una tela cuadrada, de una amplia gama de colores y diseños, utilizados para el transporte y el almacenamiento de las cosas, así como para envolver regalos. También pueden utilizarse extendidos sobre el piso, los muebles, o incluso para decorar una habitación.

El palabra Furoshiki, proviene de FURO-SHIKI, que significa literalmente "extender en el baño", tiene su origen hace más de 1200 años en Japón, a mediados del periodo Edo (1603-1868). Antiguamente se utilizaba en las duchas tradicionales japonesas (“Furo”), en éstas se extendía (Verbo=”Shiku”) esa tela en el suelo, para dejar su vestimenta encima de ella y no confundirla con la ropa de otro. Por este motivo, fue denominado: “Furo-shiki”. Poco a poco, llegó a ser usado como una envoltura para llevar una muda de ropa y artículos de tocador. El uso de Furoshiki como una manera de llevar las cosas se extendió rápidamente a medida que el comercio se volvió más activo.

Los Furoshiki fueron utilizados durante las bodas también. Desde mediados del periodo Edo hasta mediados del periodo Showa (1926-1989), los padres de la novia solía preparar Furoshikis con patrones tales como gruyas, abanicos, pinos y olas, por ser éstos símbolos considerados como augurios de un comienzo con felicidad y fortuna.

Posteriormente en la época de Edo, el Furoshiki adquirió mayor popularidad, fueron surgiendo diversas maneras de envolver cosas y se fue transmitiendo esta tradición de generación en generación hasta convertirse en una herramienta indispensable para la vida de los japoneses.

Hasta hace 50 años, el Furoshiki era una herramienta común para los japoneses. Cada familia tenía de 10 a 20 Furoshikis. Sin embargo, la costumbre y la cultura de su uso se fue desvaneciendo a partir del año 1975, a mediados del período Showa, debido a la popularización de la cartera que llegó de occidente.

En los últimos años, ha tenido lugar una fuerte tendencia para revivir el uso de Furoshiki, a medida que los movimientos ambientales y la revalorización de la cultura tradicional japonesa se han vuelto más prominentes. Una serie de nuevos e innovadores usos de Furoshiki se han desarrollado sobre sus técnicas tradicionales. Volviendo al Furoshiki cada vez más y más versátil, permitiendo que sea utilizado, por ejemplo, como un envoltorio de regalo o como un cuadro para la decoración de interiores.

Una característica importante del Furoshiki es que siempre se vuelve a utilizar, nunca se tira. De este modo, Furoshiki permite reducir el uso de materias primas para crear envases y disminuir el uso de envoltorios excesivos, contribuyendo así al ahorro de recursos y energía. El propio Furoshiki simboliza un ciclo - la gente envuelve las cosas con un Furoshiki, ata los extremos de la tela, haciendo un nudo diferente dependiendo de lo que se vaya a envolver, pero una vez que el nudo se desató y la tela se extiende, la forma original del Furoshiki - una simple tela - regresa. Furoshiki es además el corazón de la cultura japonesa. También es una forma de regalar nuestro corazón. Cuando hacemos un presente es difícil demostrar el agradecimiento del corazón y el esfuerzo que el Furoshiki representa es un medio para expresar ese sentimiento.

Furoshiki es una forma más para comprometernos con el cuidado del ambiente a través de un estilo de vida basado en las 3R (reducción, reutilización y reciclado). Este puede ser entonces un momento para que esta tela tradicional japonesa, el Furoshiki, florezca nuevamente.